Una prueba difícil

Cada vez que elegimos responder a una situación a la manera de Dios, en vez de seguir nuestra inclinación natural, desarrollamos el carácter. El carácter nunca se construye en un salón de clases. El carácter se construye en la vida diaria.

Dios construye el carácter en nuestras vidas permitiendo experimentar situaciones en las que somos tentados a hacer exactamente lo contrario a tener un carácter de calidad. El desarrollo del carácter siempre involucra una elección. Cuando tomamos la decisión correcta, nuestro carácter crece más como el de Cristo. Si quieres saber a qué se parece el carácter de Cristo, empieza por enumerar las nueve cualidades del carácter que nombra Pablo en Gálatas 5:22-23

No olvides: El fundamento de nuestro ministerio es el carácter.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.