Tan solo un espectador

Jesús se hizo hombre para identificarse y salvar a los hombres. Para identificarse y salvarnos debió moverse, movilizarse del cielo a la tierra. No te quedes quieto mirando… ¡Muévete a servir a tu prójimo! Ayuda a toda esa gente que Dios ha puesto en tu camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.