Regresando al modelo educativo de Dios

“La excelencia educativa depende de la calidad de los maestros”.
Informe Mackenzie.

¿A qué nos referimos cuando utilizamos la expresión “calidad de los maestros”?, si por calidad se entiende la superioridad o excelencia de algo o de alguien; entonces podríamos afirmar que un maestro debe tener superioridad y excelencia en cuanto a su ser y a su hacer.

En cuanto a su” hacer”, es necesario que esté en constante estudio, actualización e investigación respecto al conocimiento de su área, en pro de la calidad académica de sus estudiantes ; pero lo más importante es que se encuentre preparado en cuanto a su “ser”, ya que en estos momentos que vivimos como sociedad, hemos llegado a un punto de relativismo tal, que estamos llevando a nuestros niños y jóvenes a algo que va en contra de uno de los fines primordiales de la educación y es la formación. La educación que ofrece la escuela actual no está formando sino “deformando” al ser. Necesitamos educadores que regresen al diseño, al modelo formativo original, planteado por Dios que puedan entender y vivir lo que está escrito en Mateo 5:13-16

13 »Ustedes son la sal de la tierra. Pero ¿para qué sirve la sal si ha perdido su sabor? ¿Pueden lograr que vuelva a ser salada? La descartarán y la pisotearán como algo que no tiene ningún valor.

14 »Ustedes son la luz del mundo, como una ciudad en lo alto de una colina que no puede esconderse. 15 Nadie enciende una lámpara y luego la pone debajo de una canasta. En cambio, la coloca en un lugar alto donde ilumina a todos los que están en la casa. 16 De la misma manera, dejen que sus buenas acciones brillen a la vista de todos, para que todos alaben a su Padre celestial”.

Como educadores seremos la luz, si primero dejamos que Jesús alumbre nuestra mente con su palabra, sanando la oscuridad en la que nos ha sumido el humanismo, el ateísmo el relativismo; y al dejarnos alumbrar por esa luz que trae su palabra; irémos adelante, alumbrando el camino de las nuevas generaciones.

También seremos la sal de esta tierra si asumimos estos retos:

a. Dar sabor en todo lugar en donde nos encontremos: Hacer la  diferencia con un carácter transformado, que pueda entenderlas necesidades profundas de nuestros niños y jóvenes y den soluciones que trasciendan el aula ,dejando  a estas nuevas generaciones mejor de lo que las encontramos a nuestro paso.

b.  Preservar de la corrupción y ser reserva moral: esta función no puede ser quitada a los maestros; tenemos la responsabilidad de impartir valores y principios de vida que conduzcan a nuestros estudiantes a ser semillas de transformación de las sociedades venideras. Es necesario que la educación se vuelva a los modelos divinos ; sin permitir que el relativismo y  la inmoralidad invadan las aulas de clase. Es necesario que Dios y su palabra regresen a los colegios y a las universidades, y que haya una verdad y no muchas en el corazón de las nuevas generaciones.

IMG_4829 smallSoñamos con Naciones levantadas por niños y jóvenes en cuyos corazones haya respeto a Dios, a su palabra , a sus principios. Que en sus mentes queden establecidos los modelos divinos para su identidad, familia,  modelos de economía , modelos de convivencia.

Solo así podremos hablar de una verdadera calidad educativa; cuando en una mano el maestro tenga un espíritu de  investigación, creatividad , de innovación de emprendimiento y en la otra, la biblia y un carácter moldeado por Dios. Rogamos a Dios que aquellos educadores que ya estamos trabajando en ello lo podamos ver con nuestros ojos .

Por: Tatiana Martínez
Licenciada en Filología e Idiomas. Coordinadora del Liceo Lord’s School en Bogotá.
Pastora del Proceso de Innovación de Vida (PIV)

 

También te podría gustar...

6 Respuestas

  1. Cecili villamizar dice:

    Cuando un profesor puede entender el propósito real de su profesión, puede entender que sólo conociendo a Dios logrará impactar generaciones poniendo una semilla en ellos que crezca y de fruto mucho fruto.

  2. Doris Ariza C. dice:

    Establecer una familia con parámetros Divinos, llevarla a las aulas de clase cogidos de la mano con maestros orientados por Dios. Ese en verdad si es el modelo educativo que al que tendremos que llegar.

    muy buen articulo

  3. Sandra Leal dice:

    Se necesita un despertar en cada maestro, pues para algunos solo se trata de un trabajo, a través del cual solo se imparte conocimientos, y no es así, cada maestro debe entender que el enseñar es un don redentor, dado por Dios, para redimir y transformar nuestras generaciones.

  4. TENEMOS TODO EL POTENCIAL Y LA CAPACIDAD PARA TRANSCENDER EN LA EDUCACIÓN COMO SAL Y COMO LUZ AL ESTILO DIVINO¡¡¡¡¡¡ SI SE PUEDE

  5. Alfredo Barrios dice:

    Finalmente se debe entender que la deformación de la sociedad o la transformación de la misma se debe en gran medida a la educación en la familia y en el colegio.

  6. Luz Marina Pulgarín dice:

    Ruego a Dios porque estas palabras sean una realidad en la educación Colombiana.
    Que sea El quien ponga en el corazón de cada educador esta responsabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.