Categoría: Reflexiones

Limpiando mi desorden

Cuando tratamos de corregir nuestros errores a “nuestra manera” por presión, temor u orgullo muchas veces terminamos dejando un desastre peor que el inicial. Cuando hacemos las cosas a la “manera de Dios” hasta nuestros peores fracasos se pueden convertir en grandes victorias.

Si quieres, puedes cambiar

El mundo y la religión te han enseñado mal… te han mentido. Hay cosas en tu vida que necesitas cambiar, que no deberías aceptar como “buenas”… Cosas que no están de acuerdo a lo que Dios quiere para ti.

Gente funciona con razones

Hace años un consultor de gerencia nos compartía que es imposible “motivar” a una persona; que lo más que podemos hacer es animarla a “motivarse” a sí misma… y aquel planteamiento se alinea perfectamente con la reflexión de hoy.