feenaccioncce.com

Solo hechos

Es fácil encontrar faltas en otros, cuando no conocemos las circunstancias o motivos que fomentaron sus actos. También es impresionante cómo escasos sucesos, puedan alterar para siempre nuestra percepción de una situación. Cuando nos sintamos inclinados a juzgar, será un buen momento para suplicar a Dios.

¿Por qué no alcanzo lo prometido?

El verdadero éxito viene de adentro, de lo interno y se manifiesta en lo externo. La batalla comienza desde adentro, todo lo ganas desde el corazón. Tú debes estar convencido de que ese sueño que Dios puso en tu corazón es real. La fe es saber que lo que esperas ya está hecho.

Limpiando mi desorden

Cuando tratamos de corregir nuestros errores a “nuestra manera” por presión, temor u orgullo muchas veces terminamos dejando un desastre peor que el inicial. Cuando hacemos las cosas a la “manera de Dios” hasta nuestros peores fracasos se pueden convertir en grandes victorias.