Noche de Paz – Una tregua en medio de la guerra

Nadie puede regalar paz, solo Jesús. La guerra que hay en el interior de todo ser humano, solo puede cesar cuando Jesús nace en nuestro corazón.

Comparte de Jesús y muchos corazones cambiarán y serán llenos de felicidad para compartir a todo ser humano.

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado,
y el principado sobre su hombro;
se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte,
Padre Eterno, Príncipe de Paz” (Isaías 9:6).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.