Categoría: Liderazgo

Binóculo: Dos lentes, un enfoque

¿Pudo Pablo equilibrar siempre su vida laboral con la ministerial? ¿Alguna vez el apóstol de Tarso se cuestionó la continuidad de su ministerio ante la inminencia de una entrega de carpas retrasada o una reclamación airada de uno de sus clientes?

La Victoria Final

La batalla había sido dura. El enemigo había usado toda su artillería. El joven soldado se miraba una y otra vez. Su uniforme no era más que un montón de harapos. Su cuerpo estaba todo magullado y lleno de heridas. Apenas podía mover las piernas. De los brazos sólo conservaba uno y sus ojos tampoco estaban bien.

Debo confesarlo: servir a Dios no es para mí

Es el momento perfecto para decirlo. Ya he escuchado a muchos decir esa frase: “servir a Dios no es para mí”, y estoy completamente de acuerdo. Algunos amigos, familiares, compañeros de la universidad e incluso desconocidos de las redes sociales también lo piensan y lo dicen… ahora creo entenderlos; de hecho, los apoyo.

¿Cómo se hacen discípulos de Jesucristo?

La meta en la formación de discípulos es que éstos aprendan a obedecer todo lo que Jesucristo mandó a sus propios discípulos. Como ya hemos visto, sin la obediencia a la voluntad de Dios revelada en Jesucristo no hay verdadero discipulado cristiano. Como dijo Jesús: “No todo el que me dice ‘Señor, Señor’ entrará en el reino de los cielos, sino sólo el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo” (Mt 7:21).

Cómo aumentar el entusiasmo

¿Cuál es su idea y su opinión de Dios? ¿Es Él un dictador duro ó un Padre amoroso? Lea Lucas 15 y usted encontrará una descripción del Padre que Jesús conocía.
La obediencia total y el respeto que Jesús tenía por SU Padre indican que SU “Imagen de Dios” resultó confiable.