Enviarán a la cárcel a mujer acusada de envenenar a sus tres hijos

Foto: Hernando Herrera / Archivo EL TIEMPO

El caso se registró en Bucaramanga. Uno de los menores, de seis años, falleció.

A la cárcel de mujeres de Chimitá, en Girón (Santander), será enviada Lisa Marina Santos Jaimes, de 28 años, quien el pasado viernes 2 de junio, presuntamente, envenenó a sus tres hijos, de 4, 6 y 13 años de edad, en el barrio Quinta Estrella, al occidente de Bucaramanga.

La mujer es acusada de atentar contra la vida de los menores, y la suya propia, tras ingerir una bebida mezclada con un componente tóxico, hecho que desencadenó la muerte a una de sus hijas, de seis años de edad, luego de sufrir una falla hepática y renal.

Los otros dos menores se encuentran fuera de peligro. La niña de 13 años fue dada de alta, mientras que el más pequeño, se recupera en la clínica Chicamocha.

Entre tanto, Santos Jaimes señalada de la agresión contra sus hijos recibe atención en un centro médico de la ciudad, en donde la Fiscalía adelantó el proceso de legalización de su captura, tras la aprobación de un juez con control de garantías de la imposición de la medida de aseguramiento.

El ente investigador le imputó a la mujer cargos por homicidio agravado, tras la muerte de su hija de seis años, y dos tentativas de homicidio en concurso homogéneo por el daño causado a los otros dos menores.

El director seccional de Fiscalías de Santander, Carlos González, señaló que esa entidad tiene conocimiento de que la mujer le habría suministrado esta bebida a los pequeños asegurándoles que se trataba de una vitamina reconstituyente, sin embargo, las autoridades adelantan la respectiva investigación para identificar cuál fue la sustancia con la que los menores fueron envenenados.

El funcionario añadió que el proceso de seguimiento apunta a que la causa que motivaría estos hechos fue la ruptura de la relación sentimental que esta mujer sostenía con el padre de los niños, que al parecer, se produjo por una infidelidad.

Los dos pequeños que sobrevivieron fueron puestos a disposición del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) mientras se resuelve su custodia, la cual se espera sea concedida a su padre.

Fuente: El Tiempo | Junio 5 de 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.