Devocional 30-12-19

Las actitudes correctas para tener un tiempo a solas con Dios

“Dios no ve como el hombre ve, pues el hombre mira la apariencia exterior, pero el Señor mira el corazón”. 1 Samuel 16:7 (NBLH)

Tú sabes que pasar un tiempo a solas con Dios todos los días, es necesario para el crecimiento espiritual y puedes estar motivado para hacerlo, pero en verdad ¿cuántas veces lo haces?

Hay que empezar con las actitudes adecuadas. A los ojos de Dios, el “por qué” haces algo, es mucho más importante que “lo que haces”.

En una ocasión, Dios le dijo a Samuel: “Dios no ve como el hombre ve, pues el hombre mira la apariencia exterior, pero el Señor mira el corazón” 1 Samuel 16:7 (NBLH). Es muy posible hacer lo correcto con la actitud equivocada.

Cuando vayas a tener un tiempo a solas con Dios, debes tener las actitudes apropiadas:

  • Expectativa: Ven delante de Dios con anticipación y entusiasmo. Pon tu esperanza en tener un buen tiempo de comunión con Él y recibir la bendición de ese tiempo juntos. Eso era lo que David esperaba: “Oh Dios, tú eres mi Dios; de todo corazón te busco” Salmo 63:1(NTV).
  • Reverencia: No te apresures en tu tiempo con Dios, prepara tu corazón estando quieto en Su presencia y deja que la tranquilidad despeje todos los pensamientos del mundo. Escucha al profeta Habacuc: “Pero el Señor está en su santo templo. Que toda la tierra guarde silencio delante de él” Habacuc 2:20 (NTV); véase también Salmo 89:7.  Al entrar en la presencia del Señor no es como ir a un partido de fútbol o alguna otra clase de entretenimiento.
  • Alerta: Primero despiértate. Recuerda que te vas a reunir con el Creador del cielo y de la tierra, el Redentor de los hombres. Debes estar bien descansado y alerta. La mejor preparación para un tiempo a solas con Dios en la mañana comienza desde la noche anterior. Ve a la cama temprano para que estés en buena forma para encontrarte con Dios la siguiente mañana; Él se merece toda tu atención.
  • Disposición para obedecer: No haces tu tiempo a solas con Dios para elegir lo que vas a hacer o no vas a hacer, a cambio debes tener la disposición para hacer todas las cosas que Dios quiere que hagas. Jesús dijo:“Si alguien quiere obedecer a Dios, podrá saber si yo enseño lo que Dios ordena, o si hablo por mi propia cuenta” Juan 7:17 (TLA). Así que ven al encuentro con el Señor con la disposición para hacer Su voluntad, no importando cuál sea.

Reflexiona sobre esto:

  • Si estuvieras realmente deseoso de tener un tiempo a solas con Dios, ¿qué cambiaría sobre la frecuencia y la cantidad de tiempo que pasas con Él?
  • ¿Cuál es el mejor momento y lugar para que estés reverente y alerta ante Dios?
  • ¿Cómo puedes averiguar cuál es la voluntad de Dios y lo que Él quiere que hagas?

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL DEVOCIONAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.