Devocional 30-11-19

La obediencia demorada es desobediencia

“Me apresuraré sin demora a obedecer tus mandatos”. Salmos 119:60 (NTV)

La Biblia está llena de instrucciones para la vida. Se llaman los mandamientos de Dios. Y Él espera que obedezcamos sus mandamientos de inmediato.

Imagínate si un padre le dice a un niño que haga algo y él o ella diga: “Lo pensaré”.

¿No habría consecuencias?

Pero lo hacemos con Dios todo el tiempo. Dios dice que quiere que hagamos algo, y decimos: “Lo pensaré”.

No tenemos esa clase de autoridad. No es diferente de un niño diciéndole a un padre: “Lo pensaré”. Pero cuando el Creador del universo nos dice que hagamos algo, Él espera que lo hagamos —de inmediato. Todos los padres saben que la obediencia tardía es desobediencia.

La Biblia dice: “Me apresuraré sin demora a obedecer tus mandatos” Salmos 119:60 (NTV).

Entonces, ¿qué te ha dicho Dios que hagas que no has empezado a hacer todavía? ¿Qué estás esperando? Dios tiene sus mejores intereses en el corazón. Sigue adelante y haz lo que te ha dicho que hagas.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Has tenido alguna experiencia en tu pasado, cuando no obedeciste a Dios y tuviste consecuencias graves? ¿Qué pasó?
  • ¿Qué te ha dicho Dios que hagas que lo estás posponiendo?
  •  

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL DEVOCIONAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.