Devocional 29-03-17

La mayoría de los adolescentes anhelan independizarse con ansias, piensan que saliendo de sus hogares podrán disfrutar de la libertad que desean, puesto que no seguirán reglas que constantemente son repetidas por sus padres, no tendrán que pedir permiso o tolerar las llamadas de atención a causa de su desobediencia.

La realidad es que los adolescentes que no tuvieron el privilegio de vivir con sus padres, han sufrido de muchas carencias, entre las principales el afecto y las necesidades básicas como ser: alimentación y vestimenta. Muchos han tenido que trabajar desde niños para su propio sustento, por lo que hubieran deseado tener una familia que se preocupe por ellos.

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. Josué 1:7

A veces una persona no desea seguir a Jesús porque tiene conocimiento de que será necesario que se esfuerce y sea valiente para obedecer la palabra de Dios; entonces, prefiere seguirlo de lejos, pero cuando recapacita y decide acercarse, existe un sentimiento de arrepentimiento por el tiempo perdido lejos de Él.

Por el contrario, un creyente puede pensar que las personas que no conocen a Dios viven mejor porque no tienen que preocuparse por obedecer y cambiar su vida, pero cuando deja de seguir a Cristo reconocen que sin Él nunca podrán llegar lejos.

La realidad es que los mandamientos de Dios son para cuidarnos, prosperarnos y salvar nuestras vidas. Es posible que quieras hacer las cosas a tu modo, a pesar de que son desagradables para Dios, sin darte cuenta que estás actuando como un niño o adolescente que en su tiempo recibirá las consecuencias de sus decisiones. Recuerda que es mejor obedecer y estar en casa que en la calle sin saber a dónde o a quién acudir.

Por este motivo te animo a levantarte y pedirle a Dios que sea tu Padre, recíbelo en tu corazón, toma la decisión de esforzarte y ser muy valiente para obedecer su palabra, pedir perdón o perdonar, apoyar al prójimo, no mentir, robar, anunciar el mensaje de salvación, orar, y estudiar su palabra porque entonces serás prosperado en todas las cosas que emprendas.

¡Es mejor estar en los brazos del padre!

Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ

Haz clic en la imagen para descargar el devocional
Devocional Diciembre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× Hablemos por Whatsapp