Devocional 28-09-2021

¿Quieres ser feliz? escoge la misericordia

“El hombre misericordioso se hace bien a sí mismo, pero el cruel a sí mismo se hace daño”. Proverbios 11:17 (LBLA)

Dios estableció el mundo con principios universales. Uno de esos principios es que cuanto más ayudes a otras personas, más éxito tendrás y más feliz serás. La felicidad no proviene de vivir para uno mismo. La felicidad proviene de dar tu vida y ser misericordioso.

Proverbios 11:17 dice: “El hombre misericordioso se hace bien a sí mismo, pero el cruel a sí mismo se hace daño” (LBLA). Este es otro de esos principios universales: obtienes lo que siembras en la vida.

El ejemplo más grande de esto en la Biblia es la historia de Job, quien perdió literalmente todo: salud, familia, trabajo y riqueza. Sus amigos acudieron a él en su momento de mayor necesidad. Pero, ¿le mostraron misericordia? ¡No! Lo juzgaron, lo criticaron y lo cuestionaron. Seguían diciéndole lo que había hecho mal. “Es tu propia culpa”, dijeron.

El gran cambio en la vida de Job no se produjo cuando pensó en sí mismo, sino cuando oró misericordiosamente por las personas que lo criticaban: “Cuando Job oró por sus amigos, el Señor le restauró su bienestar. Es más, ¡el Señor le dio el doble de lo que antes tenía!” Job 42:10 (NTV).

¿Estás mostrando misericordia a los demás? ¿incluso a los que te critican y te juzgan? Puedes pasar por la vida como una persona que juzga, o puedes pasar por la vida como una persona misericordiosa. Si eliges condenar y juzgar, te harás miserable a ti y a todos los que te rodean.

Es tu elección. Puedes ser un agente de juicio en el mundo o puedes ser un agente de misericordia. Cuando eliges la misericordia, la vida será mucho más agradable para ti y para las personas que te rodean.

Jesús dice en las Bienaventuranzas: “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos serán tratados con misericordia” Mateo 5:7 (RVC). ¿Quieres ser feliz? Entonces sé misericordioso.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Cómo te sientes cuando eliges condenar a alguien? ¿Cómo te sientes cuando eliges mostrar misericordia a alguien que te ha hecho algo malo?
  • ¿Qué tiene que ver la bondad con la misericordia?
  • Piensa en alguien que te haya criticado. ¿Puedes orar por esa persona? ¿Por qué sí o por qué no?

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL DEVOCIONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× Hablemos por Whatsapp