Devocional 28-01-2022

Cómo Obtener la Ayuda que Necesitas Hoy

“Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasarán las llamas. Yo soy el Señor, tu Dios, el Santo de Israel, tu Salvador”. Isaías 43:2-3 (NVI)

Cuando te convertiste en cristiano, ¿esperabas que la vida de repente fuera perfecta?

Si lo hiciste, apuesto a que descubriste bastante rápido que hay todo tipo de pruebas para los cristianos, incluidas las financieras, físicas, mentales y en tus relaciones. Algunas personas esperan que la vida sea el Cielo en la tierra. ¡Pero esto no es el Cielo!

Oramos para que se haga la voluntad de Dios en la tierra como en el Cielo, pero en la tierra la voluntad de Dios rara vez se hace. Todo en este planeta es imperfecto. El clima, la economía, nuestros cuerpos y nuestras relaciones no siempre funcionan bien. Podemos estar seguros de que, debido al pecado, sucederán cosas malas.

También podemos estar seguros de apoyarnos en las promesas de Dios para los problemas que enfrentaremos en esta tierra.

“Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasarán las llamas. Yo soy el Señor, tu Dios, el Santo de Israel, tu Salvador” Isaías 43:2-3 (NVI).

Cuando atraviesas aguas profundas y ríos de dificultad, Dios no promete que no vas a mojarte. Vas a pasar por algunos problemas que causan dolor. Te vas a mojar. Pero Dios promete que no te vas a ahogar. Cuando pases por el fuego, hará calor. Pero Dios promete que no te vas a quemar. Vas a lograrlo.

Filipenses 4:13 dice: “Cristo me da fuerzas para enfrentarme a toda clase de situaciones” (TLA). Eso no significa que puedas hacer cualquier cosa por ser quién eres. Significa que puedes tener confianza en que cualquier problema que la vida te traiga, lo enfrentarás con el poder de Cristo en ti.

Es posible que no te sientas muy fuerte en este momento. Pero la fuerza que necesitas llegará cuando la necesites. La Biblia no dice que le pidas a Dios tu pan semanal o mensual. Nos dice que oremos: “Dios, danos hoy nuestro pan de cada día. Necesito la fuerza suficiente para hoy”.

Dios te apoyará en tus problemas. Él siempre te da la fuerza que necesitas para hoy.

Reflexiona sobre esto

  • ¿Por qué crees que Dios quiere que le pidamos fuerzas suficientes solo para hoy?
  • ¿Qué es lo que más te preocupa? ¿Qué revela esa preocupación acerca de tu confianza en las promesas de Dios?
  • ¿Cómo te ha mostrado Dios en el pasado que no permitirá que te ahogues en aguas profundas y turbulentas?

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL DEVOCIONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× Hablemos por Whatsapp