Devocional 27-06-16

La medusa es uno de los animales más interesantes de la creación. Tiene forma acampanada de cuya base cuelgan varios tentáculos y normalmente son transparentes, sin embargo, las características en color y dimensiones pueden variar debido a la gran cantidad de especies que hay.

Aunque por su forma exótica, el modo suave que tienen de movilizarse por las aguas y la aparente tranquilidad que tienen, pareciera que se trata de animales pacíficos y no dañinos, pero la realidad es que son considerados los depredadores más temidos en el mar.

La toxina de la medusa puede actuar al tacto provocando dolor en el área y una sensación de ardor, existiendo la posibilidad de padecer un shock repentino en los músculos. Muchos son los bañistas que suelen nadar mar adentro y se han encontrado con este animalito, pero que en un intento por capturar alguno, se han visto rodeados debido a que la medusa siempre se moviliza en grupos numerosos. Las personas que suelen ser rescatadas presentan varias picaduras, pero algunos se ahogan debido a la parálisis provocada por su veneno.

No solo los hombres son víctimas de las medusas, la gran mayoría de los animales marinos también suelen ser rodeados por varias medusas para ser envenenados y devorados. Pero resulta que en el mundo animal, existen algunos peces que son inmunes a la toxina de la medusa, entre ellos el chicharro.

Este pez llamado también trucharus (trucha) es considerado el pez más común, está distribuido por casi todo el mar Atlántico y es uno de los animales marinos más comercializado de todos.

Aunque hasta hoy no se sabe porque el chicharro es inmune a la picadura de una medusa, resulta interesante ver cómo instintivamente se esconde bajo sus tentáculos siempre que se encuentra en peligro. La medusa suelta su veneno y todos son afectados, menos este indefenso pez.

Algo similar pasó con las diez plagas descritas en el libro de Éxodo del capítulo 7 al 11. Todas esas calamidades afectaron de forma devastadora a los egipcios, pero el pueblo Hebreo, esclavo en ese entonces, no sufrió ningún daño.

¿Por qué?

Una de las respuestas está escrita en Salmos 37:40 que dice:

“Jehová los ayudará y los librará; Los libertará de los impíos, y los salvará, Por cuanto en él esperaron.” Versión Reina-Valera 1960

Recuerda algo importante: Dios nunca dijo que las situaciones difíciles no vendrían, pero si prometió que él estaría con nosotros para sostenernos y protegernos.

Isaías 41:10 “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.” Reina-Valera 1960

Los chicharros nadan instintivamente hacia las medusas para resguardarse de un depredador. El hombre que confía en Dios, corre a Él para librarse del mal que lo asecha.

Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Haz clic en la imagen para descargar el devocional
Devocional Junio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× Hablemos por Whatsapp