Devocional 26-07-2021

Por qué necesitas ayuda para superar la tentación

“Es mejor ser dos que uno, porque ambos pueden ayudarse mutuamente a lograr el éxito. Si uno cae, el otro puede darle la mano y ayudarle; pero el que cae y está solo, ese sí que está en problemas”. Eclesiastés 4:9-10 (NTV)

¿Existe alguna tentación con la que tropiezas una y otra vez? Tal vez esté relacionado con los celos, la preocupación, la lujuria, el chisme, la gula o el uso excesivo de la tecnología y las redes sociales. Sea lo que sea, no tendrás la victoria sobre una tentación persistente si tratas de superarla por ti mismo.

¿Quién te está ayudando a combatir la tentación? Mientras pasas más tiempo solo durante la pandemia, ¿Quién te pide cuentas? ¿A quién has invitado para que te ayude a crecer espiritualmente? ¿A quién permites que te haga las preguntas difíciles? ¿A quién le estás rindiendo cuentas?

La Biblia dice: “Es mejor ser dos que uno, porque ambos pueden ayudarse mutuamente a lograr el éxito. Si uno cae, el otro puede darle la mano y ayudarle; pero el que cae y está solo, ese sí que está en problemas” Eclesiastés 4:9-10 (NTV).

No tienes que contarle a todo el mundo sobre las tentaciones con las que luchas, pero tienes que decírselo a alguien. Esa persona puede apoyarte y ayudarte a superar tus luchas.

Cuando alguien dice: “Nunca le he dicho esto a nadie antes…” Sé rápido en escuchar y prestar atención porque puede significar que está dando el primer paso hacia la libertad. Recuerda esto: revelar tus sentimientos es el comienzo de la sanidad. Hablar de tus tentaciones es la forma en que las superas.

¿Qué tan serio te tomas el cambio? ¿No te gustaría salir de la pandemia con una fe más fuerte, habiendo superado una tentación persistente? ¿Por qué no comunicarse con un amigo, que puede ayudarte con la rendición de cuentas? Puedes conectarte a través de mensajes de texto, mensajes directos, video llamada o simplemente una llamada telefónica.

Hay algunos malos hábitos en tu vida que no vas a superar hasta que obtengas el apoyo de un amigo comprometido. Encuentra a esa persona y luego sé esa persona para otra persona.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Qué cualidades debes buscar en un amigo en el que puedas confiar? Pídele a Dios que desarrolle esas mismas cualidades en ti a medida que te conviertes en un mejor amigo.
  • ¿Cuáles son tus metas espirituales durante este tiempo de distanciamiento social?
  • ¿Cómo has ayudado a alguien a superar una tentación persistente? ¿Has estado dispuesto a permitir que alguien haga lo mismo en tu propia vida?

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL DEVOCIONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× Hablemos por Whatsapp