Devocional 19-09-2021

Tus dones y talentos no son solo para tu propio bien

“Siempre doy gracias a mi Dios por ustedes y por los dones inmerecidos que les dio ahora que pertenecen a Cristo Jesús. Ahora tienen todos los dones espirituales que necesitan mientras esperan con anhelo el regreso de nuestro Señor Jesucristo”. 1 Corintios 1:4,7 (NTV)

Cuando Dios pensó en ti, te creó con dones, talentos, habilidades y destrezas diferentes. Hay ciertas formas en las que piensas y cosas que haces en las que eres naturalmente bueno.

Esos dones y habilidades son la manera en que Dios te formó. Pero Dios no te formó únicamente para tu beneficio. Tus dones no son solamente para tu propio bien. Tus dones son para beneficio de todos los demás. Y eso significa que los dones de ellos también son para tu beneficio.

Uno de mis dones es la enseñanza. He puesto ese don a trabajar durante muchos años en beneficio de otras personas. De la misma manera, tus dones pueden beneficiar a las personas que forman parte de tu vida.

Es posible que ya sepas en qué eres realmente bueno. ¿Por qué crees que Dios te hizo bueno en esas cosas? ¡Quiere que uses esos dones para los demás!

¿Cómo debes usar esos dones o talentos en el tiempo que queda antes de que Jesús regrese? Bueno, deberías usarlos para alcanzar a otros para Jesús. Deberías usarlos para ser un embajador de amor en el mundo. De hecho, si no estás usando esos dones únicos de la forma en que Dios quiso, entonces realmente los estás desperdiciando.

Dios no te dio dones para usarlos solo para ti. Santiago 4:17 lo dice así: “Recuerden que es pecado saber lo que se debe hacer y luego no hacerlo” (NTV).

Si sabes en qué eres bueno y sabes que es probable que muchas personas en el mundo necesitan tu ayuda, ¿qué vas a hacer al respecto? ¿A quién estás sirviendo? ¿A quién vas a ayudar desde ahora hasta que termine la historia y comience la eternidad?

Dios te ha dado —como a la iglesia a la que el apóstol Pablo escribió en 1 Corintios—, todo lo que necesitas para servir bien. “Siempre doy gracias a mi Dios por ustedes y por los dones inmerecidos que les dio ahora que pertenecen a Cristo Jesús. Ahora tienen todos los dones espirituales que necesitan mientras esperan con anhelo el regreso de nuestro Señor Jesucristo” 1 Corintios 1:4,7 (NTV).

No desperdicies tus habilidades dadas por Dios. Usa tus dones para servir a Dios sirviendo a los demás.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Te has preguntado cuál es tu propósito? ¿Cómo crees que tus dones y talentos se relacionan con ese propósito?
  • ¿De qué manera puedes usar tus talentos y dones para ayudar a alguien esta semana?
  • Si supieras que Jesús regresa en tres días, ¿cómo invertirías estos días? ¿De qué manera esa perspectiva cambiaría la forma en que usas tu tiempo todos los días?

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL DEVOCIONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× Hablemos por Whatsapp