Devocional 17-09-2021

Deja que las pruebas te hagan más como Jesús

“Sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.  Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna”. Santiago 1:3-4 (RVR 1960)

Nosotros conocemos el final de la historia: ¡Jesús va a regresar! Y cuando lo haga, Él hará todas las cosas correctas y justas. Y si tú eres su seguidor, pasarás la eternidad con Él.

El saber cómo la historia termina debería cambiarlo todo.  Una de las maneras más grandes de cómo esto afecta tu vida es que debería motivarte a usar la adversidad para volverte más fuerte espiritualmente.

Eso es lo que dice Santiago que deberías hacer mientras estás en la tierra esperando por la segunda venida de Jesús: “Sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.  Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna” Santiago 1:3-4 (RVR1960).

Sin duda alguna enfrentarás estrés, problemas, dificultades y adversidades en esta vida, hasta que llegue el momento de tu partida al cielo o que Cristo regrese. Deberías usar esas pruebas para desarrollar resistencia y volverte más como Cristo en carácter.

¿El convertirme como Cristo suena imposible? La Biblia dice que Dios puede hacer ese trabajo en nosotros: “Ahora, que el Dios de paz los haga santos en todos los aspectos, y que todo su espíritu, alma y cuerpo se mantenga sin culpa hasta que nuestro Señor Jesucristo vuelva” 1 Tesalonicenses 5:23 (NTV).

¿Estás completo—como estos versículos dicen que puedes estar—o estás fragmentado? ¿Tienes todo resuelto, o te estás desmoronando? Estos días, todos sentimos como que nos estamos desmoronando un poco—y está bien. No se supone que lo tengas todo resuelto. Tú no eres perfecto, y no lo serás mientras estés aquí en la tierra. No puedes cambiar eso.

Lo que puedes hacer es trabajar para que estés espiritualmente en forma en preparación para el regreso de Jesucristo.

Es importante mantenerse físicamente en forma y cuidar tu salud mental. Pero no puedes descuidar tu aspecto espiritual. Tú no tienes que ser el más fuerte, rápido, o más saludable cuando se trata de estar en forma espiritualmente. Tú solo necesitas seguir trabajando en eso y reconocer que la dificultad que enfrentas es usualmente una oportunidad para crecer en fe.

Si estás sin trabajo, si estás enfermo, si sientes el peso del prejuicio, dirígete a la Palabra de Dios y sus promesas. Cuando sientas que te estás desmoronando, recuerda que Dios todavía está trabajando para hacerte más como Él, y Él puede usar, aun la circunstancia más difícil en tu vida para hacerlo.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Sobre qué pruebas en tu propia vida, estás cuestionando a Dios? ¿Cómo pueden ellas hacerte más como Jesús?
  • ¿Por qué es importante tener disciplina cuando se trata de tu crecimiento espiritual?
  • ¿Cómo las promesas de Dios te ayudan cuando te sientes abrumado por el estrés y la adversidad?

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL DEVOCIONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× Hablemos por Whatsapp