Devocional 16-01-16

Cuando vamos al supermercado podemos encontrar que nos ofrecen nuevos productos “únicos y exclusivos” que llaman nuestra atención por su habilidad para limpiar. Encontramos aquellos que quitan la mancha más profunda, incluso en los cuellos de camisas que están más sucios. Pero hay un trabajo de limpieza que esta clase de productos no tienen la capacidad de realizar, no pueden limpiar un corazón sucio y manchado por el pecado.

David escribió el Salmo 51 cuando era rey sobre Israel, gobernaba con espléndida justicia, pero de la noche a la mañana su pecado con Betsabé le cambio la vida, primero cayó en adulterio, luego cometió asesinato, lo que trajo manchas oscuras en su corazón; pero Dios en su misericordia envió al profeta Natán para confrontarlo con la gravedad de su pecado. Del mismo modo como cuando ponemos en una prenda el limpiador que es capaz de quitar toda mancha. David respondió con una oración de corazón pidiendo perdón.

“Ten misericordia de mí, oh Dios, debido a tu amor inagotable;
a causa de tu gran compasión, borra la mancha de mis pecados.
Lávame de la culpa hasta que quede limpio y purifícame de mis pecados.
Pues reconozco mis rebeliones; día y noche me persiguen.
Purifícame de mis pecados, y quedaré limpio;
lávame, y quedaré más blanco que la nieve”.
Salmo 51:1-13

El precio del perdón nunca es barato, pero David sabía que tenía que pagarlo. ¿Ha sido tu caminar con Dios interrumpido por la mancha oscura del pecado?
Haz lo mismo que hizo David, busca un lugar donde puedas estar a solas con Dios y pídele a Dios que limpie tu corazón con la sangre de su hijo Jesús, quien actúa en nuestro corazón limpiándolo de todo pecado, como ese limpiador de manchas moderno. Confía tus pecados específicos a Dios y experimenta lo que ningún limpiador químico puede producir, solo la sangre de nuestro Señor Jesús, y recuerda que la clave de todo milagro en nuestras vidas es el Espíritu Santo.

DEVOCIONAL2016 13 de enero (1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× Hablemos por Whatsapp