Devocional 15-03-17

Se llama peligro a todas las circunstancias que pueden ocurrir en cualquier momento en las cuales pueda existir algún riesgo para la integridad física de las personas… y las señales de advertencia de peligro tienen por objeto indicar a los usuarios de la vía la proximidad y la naturaleza de un peligro difícil de ser percibido a tiempo, con objeto de que se cumplan las normas de comportamiento que, en cada caso, sean procedentes. (Wikipedia)

Estas señales nos ayudan a diario a conservar nuestra integridad física. También las señales de advertencia para cuidar nuestra integridad espiritual son muy importantes y están en la Palabra de Dios.

Una de ellas está en 2 Timoteo 3: 1-5: “También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.”

El Apóstol Pablo, hace esta advertencia al joven Timoteo en ella describe la mala conducta que encontrará entre los creyentes en los últimos días y al finalizar la descripción de ellos le advierte que a éstos los debía evitar, que no tenga una relación de intimidad con tales personas.

Pero eso no era suficiente sino que el Apóstol Pablo le recuerda el ejemplo que él mismo le dio en cuanto a la sana doctrina que le demostraba con su vida, la obediencia, su perseverancia a pesar de los sufrimientos, su confianza en Dios, paciencia y amor. Esa debía ser su guía y resalta lo que no lo dejaría desviarse:

“Todo lo que está escrito en la Biblia es el mensaje de Dios, y es útil para enseñar a la gente, para ayudarla y corregirla, y para mostrarle cómo debe vivir. De ese modo, los servidores de Dios estarán completamente entrenados y preparados para hacer el bien.” 2 Timoteo 3:16-17 (TLA)

Es un tiempo difícil donde la Iglesia está siendo corrompida, pero es nuestra responsabilidad personal prepararnos en sana doctrina, el Señor nos advirtió acerca de este periodo así que no tenemos excusas para no obedecer. No nos dejemos llevar por cualquier persona que “dice” ser cristiana pero sus acciones lo desmeritan, busquemos el discernimiento de Dios en su Palabra y oración, así evitaremos estar en peligro.

Sigamos fielmente al Señor y su gracia nos acompañará siempre.

Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Haz clic en la imagen para descargar el devocional
Devocional Diciembre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× Hablemos por Whatsapp