Devocional 15-01-16

El intercambio de gases en los pulmones nos permite permanecer con vida. Se realiza debido a la diferente concentración de gases que hay entre el exterior y el interior de las estructuras más pequeñas de los pulmones llamados alvéolos; por ello, el O2 pasa al interior de los alvéolos y el CO2 pasa a los conductos respiratorios. A continuación se produce el intercambio de gases entre el aire alveolar y la sangre. Cuando la sangre llega a los pulmones tiene un alto contenido en CO2 y muy escaso en O2. El O2 pasa por difusión a la sangre que lo transportará hasta las células del cuerpo y les ¡dará vida! (Fuente: Profesor en Línea – www.profesorenlinea.cl)

 “… – no temas, Abram, porque yo te protegeré, y tu recompensa será grande”. Génesis 15:1

Abram, fuera de la presencia de Dios, pensó que nunca tendría hijos; pensó que nunca iba a tener descendencia. Lejos de la presencia de Dios estaba lejos del propósito de su vida. Lejos de la presencia de Dios Abram se llenó de dudas. Se paralizó. Pero cuando regresa a la presencia de Dios obtiene una promesa y se llena de fe. En su interior ocurre un extraordinario cambio: se modificó la desesperanza por una promesa y las dudas por una incontenible fe. Esa es la importancia de ¡levantar altar para Dios! Si estás en una situación similar a la de Abram te invito a que a partir de hoy levantes un altar para Dios.

No te pierdas los intercambios divinos que hay en la presencia de Dios.

 

La clave de todo milagro es el Espíritu Santo.

Haz clic en la imagen para descargar el devocional.
DEVOCIONAL2016 Enero 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× Hablemos por Whatsapp