Devocional 14-08-19

CONOCER A DIOS ES LO MÁS IMPORTANTE

Todo lo demás no vale nada cuando se le compara con el infinito valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por amor a él, he desechado todo lo demás y lo considero basura a fin de ganar a Cristo” Filipenses 3:8 (NTV).

Nunca vas a ser un amigo de Dios en tu tiempo de sobra, tienes que hacer que conocer a Dios sea tu prioridad número uno en la vida.

Pablo lo dice de esta forma: “Todo lo demás no vale nada cuando se le compara con el infinito valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por amor a él, he desechado todo lo demás y lo considero basura a fin de ganar a Cristo” Filipenses 3:8 (NTV).

¿Estás haciendo esto? ¿Estás buscando a Dios con todo tu corazón todos los días?

Recuerda: estas tan cerca de Dios como deseas estar. Te convertirás en un amigo de Dios cuando quieras ser un amigo de Dios.

No puedes culpar a nadie más, no puedes culpar a tu esposa, o a tu esposo, a tus padres ni a tus hijos. Estas tan cerca de Dios como deseas ser y si te sientes lejos de Dios, ¿adivinan quién se movió? No lo hiciste prioridad número uno de tu vida.

Conocer y amar a Dios es nuestro mayor privilegio; ser conocido y ser amado por Dios es nuestro mayor placer.

Me he dado cuenta de que puedes ver lo que es más importante para las personas por lo que se jactan. Si sus hijos son lo más importante, se jactan de sus hijos. Si su trabajo es lo más importante en su vida, se jactan de su trabajo. Si lo más importante es viajar y tener experiencias, de eso se trata. Si lo que más hablas es de divertirte o comprar ropa nueva, ¿adivina qué valoras más? Te jactas de lo que más valoras.

Dios dice en Jeremías 9:23-24, “Esto dice el Señor: «No dejen que el sabio se jacte de su sabiduría, o el poderoso, de su poder, o el rico, de sus riquezas. Pero los que desean jactarse que lo hagan solamente en esto: en conocerme verdaderamente y entender que yo soy el Señor quien demuestra amor inagotable, y trae justicia y rectitud a la tierra, y que me deleito en estas cosas. ¡Yo, el Señor, he hablado!” (NTV).

¿Por qué? Porque de esto se trata la vida. Conocer a Dios es lo que más importa. El Dios del universo te ama y quiere tener una relación contigo. Acercarte a Dios te dará paz y perspectiva. ¡Esto son buenas nuevas!

Reflexiona sobre esto: 

  • ¿Cómo necesitas reevaluar tu vida para conocer mejor a Dios para que sea tu prioridad número uno?
  • Basado en lo que más hablas, ¿qué diría la gente que es más importante para ti?
  • ¿De qué maneras puedes presumir de tu relación con Dios en tus conversaciones diarias?

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL DEVOCIONAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.