Devocional 14-07-19

TRES EFECTOS DE UN ESPÍRITU APRENDIZ

“Si rechazas la disciplina, solo te harás daño a ti mismo, pero si escuchas la corrección, crecerás en entendimiento.” Proverbios 15:32 (NTV)

Cuando estás aprendiendo a ser humilde, tienes que estar dispuesto a escuchar, aprender, y crecer y estar abierto a sugerencias y correcciones de otras personas. ¡No lo sabes todo, y tampoco puedes actuar como si lo supieras todo!

Aquí hay algunas razones por las que necesitas tener un espíritu aprendiz y humilde:

De muchas maneras, cuando se trata de humildad, Dios quiere que seamos como niños pequeños. ¿Por qué? Porque los niños son aprendices. Están abiertos al aprendizaje. Están ansiosos por aprender. No están a la defensiva. No dicen: “No necesito aprender a caminar. No necesito aprender a hablar. No puedes enseñarme nada sobre la lectura”.

Tú tienes una opción: ¿Te humillarás tú mismo, o vivirás en negación arrogante, orgullosa? ¿Serás aprendiz o inalcanzable? Dios es para ti, y Él te apoyará mientras aprendes la humildad.

 

Reflexiona sobre esto:

Cuando alguien intenta corregirte, ¿cómo reaccionas habitualmente? ¿Cómo demuestras un espíritu humilde?

Piensa en un argumento que has tenido con alguien. ¿Cómo demostraste humildad? ¿Cómo hizo la diferencia?

¿Por qué es importante continuar aprendiendo?

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL DEVOCIONAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.