Devocional 13-02-2020

La Cruz dice, ‘déjalo ir’

“Cuídense unos a otros, para que ninguno de ustedes deje de recibir la gracia de Dios. Tengan cuidado de que no brote ninguna raíz venenosa de amargura, la cual los trastorne a ustedes y envenene a muchos”.  Hebreos 12:15 (NTV)

El perdón es gratuito, pero no es barato. Le costó la vida a Jesucristo. Y tampoco es fácil. El perdón sólo puede ocurrir cuando la persona ofendida asume la deuda y no para desquitarse o vengarse. Eso es lo que Jesús hizo por nosotros. Eso es lo que Él nos llama a hacer a los demás.

Pero ¿cómo puedes liberar tu dolor? La Biblia nos dice que hay tres pasos que podemos tomar para encontrar libertad del perdón.

Déjaselo a Dios. Ríndete al derecho de desquitarte. El tratar de desquitarte sólo intensifica el conflicto. En su lugar, deja que Dios ajuste cuentas.

Sánalo con La única manera de dejar ir tu dolor es sostenerte de la gracia de Dios. La Biblia dice: “Cuídense unos a otros, para que ninguno de ustedes deje de recibir la gracia de Dios. Tengan cuidado de que no brote ninguna raíz venenosa de amargura, la cual los trastorne a ustedes y envenene a muchos” Hebreos 12:15 (NTV). La amargura es contagiosa.

Clávalo en la Cruz. La cruz es la respuesta de Dios a todas tus necesidades. Jesús murió para que tú pudieras ser perdonado. Murió para que puedas estar libre del temor, la amargura, y el No hay terapia, no hay pastillas, no hay psicología, no hay seminarios de autoayuda que puedan liberarte, como el poder de la cruz. La Biblia dice, “Sabemos que nuestra vida de antes murió con Cristo en la cruz para que fuera destruido lo que desea pecar dentro de nosotros y dejáramos de ser esclavos del pecado” Romanos 6:6 (PDT). Ya no seas un esclavo del pecado al no perdonar. Libera tus sentimientos sobre la persona que te lastimó. Hazlo todos los días si es necesario. No importa cuántas veces recuerdes esa escena dolorosa, tráesela a Dios, pídele su gracia y luego deja tu dolor en la cruz.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Por qué es difícil renunciar a tu derecho de desquitarte?
  • ¿Cómo has visto que otros se convierten en esclavos del pecado por la falta de perdón?
  • ¿A qué persona o personas quieres perdonar? Pídele a Dios que te dé la gracia para hacerlo esta semana.

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL DEVOCIONAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.