Devocional 12-10-19

Dios Prueba su Bondad a través de tus Oraciones

“Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá” (Mateo 7:7 NVI).

Cuando olvidas lo entusiasmado que Dios está por ayudarte, es fácil comenzar a depender de ti y dejar de pedirle por ayuda y provisión a Dios.

Tal vez solamente le pides a Dios por “grandes cosas” y no por las “cosas pequeñas.” Adivina qué: Todos es pequeño para Dios. ¡Ninguna de tus peticiones es grande a los ojos de Dios!  Él tiene cada uno de los cabellos de tu cabeza contados, y sabe cuántos se cayeron en la ducha esta mañana.

Tú no molestas a Dios con tus peticiones. Él fue el primero en establecer el sistema de oración. Es por eso que en el Nuevo Testamento nos dice más de 20 veces que pidamos por nuestras necesidades en oración: “Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá” (Mateo 7:7 NVI).

Si es lo suficientemente grande para preocuparte, es lo suficientemente grande para que ores por ello. La preocupación no lo va a resolver, pero la oración lo hará.

Dios nos hace crecer en fe y confianza de la misma forma en que los padres enseñan a sus hijos a confiar (Lucas 11:13). Primero, el niño reconoce que tiene una necesidad. Segundo, el niño expresa esa necesidad. Tercero, los padres suplen su necesidad.

Dios utiliza este mismo ciclo para enseñarte a confiar en Él. Tienes una necesidad. Expresas esa necesidad a Dios. Dios suple tu necesidad, y aprendes a confiar más en Él. Si tú no le expresas tus necesidades a Dios, ¿cómo puedes crecer en confianza? Esa es la única forma de aprender.

Dios te muestra su bondad cuando le pides. Pero debes esperar pacientemente por el tiempo de Dios para que supla tu necesidad. Muy seguido Dios no te responde de inmediato porque Él quiere probar tu fe.

Aprendemos a confiar el Dios observando las muchas formas en que suple nuestras necesidades y responde a nuestras oraciones. Esto nos recuerda que Dios en confiable y podemos contar con Él.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Qué pensamientos te impiden pedirle a Dios por ayuda (Tales como “No merezco la bondad de Dios,” “Primero necesito trabajar duro” o “Dios es bueno pero quizá no todo el tiempo”)?
  • Una de las principales formas en que Dios prueba nuestra confianza y fe es a través del dinero y las finanzas. ¿Por qué crees?
  • ¿Con qué necesitas ayuda el día de hoy? Pide ayuda a Dios, pero comienza expresándole gratitud por lo que ya te ha dado.

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL DEVOCIONAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.