Devocional 12-09-19

DIOS QUIERE LLEVARTE MÁS PROFUNDO EN LA FE

“-Puedes irte -le dijo Jesús-; tu fe te ha sanado. Al momento recobró la vista y empezó a seguir a Jesús por el camino” Marcos 10:52 (NVI)

No sé cuál es tu próximo paso, pero yo sé que necesitas darlo. Tal vez tu siguiente paso sea aceptar a Jesucristo en tu vida. O puede ser que sea tiempo de que te bautices. Quizás necesitas unirte a la iglesia, estar en un grupo pequeño, dar el diezmo, encontrar un ministerio, ir a un viaje misionero, o invitar a un amigo a la iglesia. No sé cuál es tu próximo paso, pero sí sé que: Tienes uno. Dios nunca finalizará de profundizar tu fe. Siempre hay un próximo paso.

Si no das ese siguiente paso, te quedarás atrapado en una rutina – y la única diferencia entre una tumba y una rutina es la longitud. Si no te mueves hacia adelante en fe, vas a morir. Tu corazón se enfriará y te sentirás más distante de Dios. Él no te ayudará con los pasos dos, tres, cuatro y cinco hasta que no des el paso uno. Si estás pidiendo ayuda a Dios en algo, Él te está preguntando, “¿Por qué no hiciste lo que te dije que hicieras?” Es posible que estés “aspirando” a hacer algo. Deja de aspirar y ponte a hacerlo.

Antes de que Bartimeo conociera a Jesús, él se sentaba a un costado del camino, un hombre ciego que pedía limosna. Después que el Señor hizo que recobrara la vista, el “empezó a seguir a Jesús por el camino” (Marcos 10:52 NVI). ¿Cuál de esas dos frases describe tu vida: sentarse al costado del camino o seguir a Jesús por el camino? ¿Cuál de estos dos estilos de vida piensas que es más complaciente? ¿Cuál crees que tiene más gozo, más significado y mayor satisfacción? ¿Cuál quieres que represente tu vida?

Solo hay una forma de seguir a Jesús en el camino: Da el paso siguiente.

La fe es más que creer. La fe es más que pensar, hablar o tener convicciones sobre Jesús. La fe es una acción. Es un movimiento; es una actividad. La fe es algo que haces. De hecho, en la Biblia en Santiago 2:14 dice, “¿de qué le sirve a uno decir que tiene fe si no lo demuestra con sus acciones?” (NTV)

¿Dónde conseguimos fe para tener un nuevo comienzo? Solo hay una fuente: Jesucristo.

“Pero gracias a él ustedes están unidos a Cristo Jesús, a quien Dios ha hecho nuestra sabiduría —es decir, nuestra justificación, santificación y redención” (1 Corintios 1:30 NVI). Bartimeo no tenía idea que Jesucristo iba a pasar por ahí ese día. Para él, era un día más. Pero Dios le dio una oportunidad inesperada que le ofreció a él un nuevo comienzo. Dios te da esa misma oportunidad. No la dejes pasar. Da tu próximo paso en fe antes de perder esta oportunidad.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Qué estás esperando para dar el próximo paso de fe en tu vida?
  • ¿Cómo trataste de justificar la procrastinación de dar ese próximo paso para seguir a Jesús?
  • ¿Cuál es el “siguiente paso” que darás hoy para moverte hacia la fe?

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL DEVOCIONAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.