Devocional 10-08-19

TIENES QUE CONOCER A DIOS PARA SABER CÓMO HABLAR CON EL

Pues el Señor es bueno. Su amor inagotable permanece para siempre, y su fidelidad continúa de generación en generación”. Salmo 100:5 (NTV)

¿No odias cuando la gente te llama por teléfono y no se identifica? Simplemente comienzan a hablar tan pronto como respondes, asumiendo que sabes quién es. Cuando no sabes si es el presidente o el chico de la pizza al otro lado de la línea, esto afecta mucho tu conversación. No sabes qué tono utilizar. Estás un poco prevenido.

Incluso cuando estás hablando con alguien en persona, si no sabes mucho acerca de esa persona, tiendes a ser más formal. Siempre puedo decir que las personas con las que me encuentro en la ciudad son parte de la Iglesia de Saddleback porque dirán: “Hola, Pastor Rick, ¿cómo te va?”. Pero cuando alguien dice: “Hola, reverendo Warren”, está claro que saben quién soy, pero no saben tanto de mí.

La proximidad y la relación determinan cómo le hablas a alguien. Lo que sabes sobre alguien determina tu conversación con esa persona.

Lo mismo es verdad con Dios. Tu comprensión de cómo es realmente Dios da forma a todo lo demás en tu vida, incluida tu vida de oración.

Mucha gente tiene ideas erróneas acerca de Dios. Algunas personas piensan que es un Dios gruñón, que está malhumorado y molesto todo el tiempo, y piensan que nunca podrán complacerlo. Algunas personas se imaginan al Dios “tigre agazapado”, que está listo para saltar sobre ellos cuando hacen el movimiento equivocado. Algunas personas le tienen como al padre rudo, que está de mal humor y cambia de opinión continuamente sobre ellos.

Algunas personas piensan que Dios es el policía cósmico, cuyo objetivo es asegurarse de que cumplan las reglas, o el Dios dictador, que nunca está satisfecho y siempre exige más y más y más. Y algunas personas tienen lo que yo llamo el Dios de plastilina y solo lo hacen en la forma que quieran.

Alguna vez escuché a alguien decir: “Me gusta pensar en Dios como…” Bueno, lo siento, pero en realidad no importa cómo piensas que es Dios. ¡Importa lo que la Biblia dice que es!

A.W. Tozer escribió: “Lo que te viene a la mente cuando piensas en Dios es lo más importante de ti, porque afecta a todo lo demás en tu vida”.

Es importante que conozcas al verdadero Dios. Si tienes una idea equivocada acerca de Él, entonces la oración será un deber y un trabajo pesado. ¡Dios no quiere que ores por culpa! Quiere que le hables porque lo amas. Y lo amarás más a medida que lo conozcas mejor a través de su Palabra.

Reflexiona sobre esto: 

  • De acuerdo con lo que has aprendido de la Palabra de Dios, ¿qué palabras usarías para describir a Dios?
  • ¿Por qué muchas personas quieren elegir cómo creen que es Dios?
  • Es probable que desees que los demás lo conozcan por lo que realmente es, y desea ser verdaderamente conocido y comprendido. ¿Cómo y por qué crees que Dios es igual?

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL DEVOCIONAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.