Devocional 10-04-2021

También Puedes Alegrarte al Enfrentar Pruebas

“También nos alegramos al enfrentar pruebas y dificultades porque sabemos que nos ayudan a desarrollar resistencia”. Romanos 5:3 (NTV)

Muchas personas conocen la historia bíblica de José, cuyos hermanos lo vendieron a la esclavitud, pero terminó siendo el segundo al mando en Egipto. Años después de su traición, José se enfrentó a sus hermanos y les dijo: “Es verdad que ustedes pensaron hacerme mal, pero Dios transformó ese mal en bien para lograr lo que hoy estamos viendo: salvar la vida de mucha gente” Génesis 50:20 (NVI).

Eso se llama sufrimiento redentor, donde sufres por el beneficio de otras personas. ¡Es lo que Jesús hizo por ti! Cuando murió en la cruz, no estaba pagando por sus pecados, porque no tenía ninguno. Él estaba pagando por tu pecado y por mi pecado.

En el sufrimiento redentor, Dios toma el dolor y hace que el mundo sea mejor por lo que viviste. Dios dice: “No todo va a ser bueno en tu vida, pero puedo usarlo todo para el bien y hacerlo acoplar en mi plan, incluso las heridas, los pecados de otras personas, hasta cuando eres inocente y has sido herido por otros”.

Porque Dios es un Dios bueno, le gusta sacar lo bueno de lo malo. Cualquier persona puede sacar bien de lo bueno. Solamente Dios saca bien de lo malo.

Romanos 5:3 dice, “También nos alegramos al enfrentar pruebas y dificultades porque sabemos que nos ayudan a desarrollar resistencia” (NTV). Puedes ser feliz incluso en medio de la presión, las pruebas, los problemas y la tribulación. ¿Por qué? Fíjate en la frase “porque sabemos”. La felicidad en la vida depende de lo que sabes, no de lo que está pasando. Puedes poner a dos personas en las mismas circunstancias y una de ellas puede ser feliz mientras que la otra está devastada. ¿Por qué? Porque es lo que sabes lo que hace la diferencia.

Dios está mucho más interesado en tu carácter que en tu comodidad. Él quiere que crezcas más como Él mientras estés aquí en la tierra porque lo único que podrás llevar al cielo es quien tú eres. ¿Cómo Dios lo hace? A través de todos estos problemas y pruebas a los que te enfrentas. Puedes saber en medio de ellos que Él está desarrollando una paciencia persistente en ti y usará tu sufrimiento para tu bien y el bien de los demás.


Reflexiona sobre esto:

  • ¿Cómo cambia tu perspectiva en medio de tu sufrimiento cuando consideras que puede ser por el bien de otros?
  • ¿Cómo cambia tu perspectiva en medio de tu sufrimiento cuando consideras que Jesús sufrió en la cruz por tu redención?
  • ¿Cuáles son algunas cosas que has aprendido sobre Dios y sobre ti mismo mientras estabas pasando por un momento de sufrimiento? ¿Cómo te han ayudado esas lecciones a crecer espiritualmente?

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL DEVOCIONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× Hablemos por Whatsapp