Devocional 09-09-16

Lamentablemente existen muchas personas que han dejado de congregarse y de relacionarse con otros miembros de la congregación por cuestiones meramente interpersonales, ya sea con los mismos hermanos o líderes.

La pregunta es: ¿Por qué si su problema ha sido con alguna persona, se enojan con Dios? La primera reacción que uno toma es el dejar de congregarse, incumpliendo el mandamiento que Dios nos da:

“No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.” Hebreos 10:25 (RV-1960)

La mayoría nos justificamos alegando que continuamos orando en casa, pero si bien eso es algo muy importante, lo que también ayuda a un gran crecimiento espiritual es congregarnos, recibir esa palabra que Dios tiene preparada para nosotros.

Muchos hemos perdido el enfoque y el propósito con el que vamos a la Iglesia, olvidamos que la razón por la que se debe asistir es por tener un encuentro con Dios, recargarnos de fuerzas y nueva palabra para poder ser testimonio afuera y llevar personas a Cristo.

“Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.” 1 Corintios 1:10 (RV-1960)

Si tienes alguna rencilla con alguien o te lastimaron, no permitas que eso afecte tu relación con Dios, tu mirada debe estar puesta en tu Padre Celestial y no en una persona terrenal, toma en cuenta que una Iglesia no es para justos pues no hay ni uno solo en esta tierra, no existe la iglesia perfecta, todos intentamos seguir los pasos de Cristo y es obvio que nadie es perfecto y verás muchas fallas.

Si has dejado de congregarte por una u otra razón hoy es el día de volver con tu familia, recibe ese alimento que Dios te quiere dar, eso te ayudará a limar asperezas con los demás y te enseñara a ver a los demás como Cristo nos ve, con misericordia y perdón.

Ahora levántate, vamos a la Iglesia, ¡Tu Padre te espera!

Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Haz clic en la imagen para descargar el devocional
Devocional septiembre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× Hablemos por Whatsapp