Devocional 09-04-2021

Dios Está Trabajando Todas Las Cosas Para Tu Bien

“Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos”. Romanos 8:28 (NTV)

Dios es un Dios bueno, y Él tiene buenos planes para tu vida. Otras personas pueden tener planes malos para tu vida, también puedes tener algunos planes malos para ti mismo, pero Dios solo tiene buenos planes para tu vida.

No todo en tu vida puede ser bueno —Dios no prometió eso. Él nunca dijo que todo lo que te sucedería sería bueno. Amigo, vivimos en un planeta imperfecto. Nada funciona perfectamente. Tu cuerpo es imperfecto. No siempre funciona de la forma correcta. Tu mente es imperfecta. No siempre piensa de la forma correcta. El clima es imperfecto, la economía es imperfecta. Las relaciones son imperfectas. Nada es perfecto.

Dios no nos prometió perfección. ¡A eso se le llama cielo! donde no hay tristeza, pena, enfermedad ni sufrimiento. No debemos esperar que el cielo esté en la tierra, porque la tierra está llena de imperfección. Pero aún en medio de todo este quebrantamiento, Dios tiene un buen plan para tu vida. Él es más grande que tus malas decisiones, y Él puede corregir incluso la peor decisión en un buen plan. ¡Qué bueno es Dios! Él puede convertir las crucifixiones en resurrecciones.

La Biblia dice en Romanos 8:28, “Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos” (NTV). Esto no es una promesa para todo el mundo. No todas las cosas cooperen para el bien de todos. Sino que todas las cosas cooperan para el bien de quienes dicen, “Dios, te doy mi vida, quiero cumplir el propósito para el cual me creaste”. No dice que todas las cosas sean buenas. Dice que todas las cosas cooperan para tu bien –incluso lo malo e incluso lo amargo.

¿Te has dado cuenta de que cuando horneas un pastel, los ingredientes individuales no saben bien? La harina por sí misma no sabe bien. Los huevos crudos no saben bien. La vainilla sola no sabe bien. Pero mezcla todo, y podrás crear una deliciosa pieza de arte.

Cuando permites que Dios trabaje con todos los “ingredientes” juntos, Dios puede tomar la amargura, ponerla en la masa, y hacerte mejor. ¿Por qué? Porque Él es un Dios bueno.

Entre más ores, mejor vas a conocer tu propósito. Y entre mejor conozcas tu propósito, Dios va a usar todo en tu vida –incluso la amargura y las cosas imperfectas.


Reflexiona sobre esto:

  • ¿Qué decisión incorrecta —una que hayas hecho o que otros hayan hecho— ha sido difícil de creer que Dios pueda usarla para el bien en tu vida?
  • ¿Cómo el saber tu propósito, te ayuda a reconocer como Dios está trabajando todas las cosas para tu bien?
  • ¿Qué crees que significa rendir completamente tu vida a Dios?

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL DEVOCIONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× Hablemos por Whatsapp