Devocional 08-01-16

El sábado 13 de julio de 1985 muchos fueron Lucho Herrera. Muchísimos de los 27’867.326 habitantes de entonces en Colombia sintieron que caían con él a 10 kilómetros de la meta en Saint-Etienne y sintieron cómo la sangre bajaba de la ceja izquierda hasta los ojos y manchaba su uniforme blanco con pepas rojas. Para nosotros, a pesar de ser un triunfo de etapa, fue una de las hazañas deportivas más conmovedoras de la historia… su imagen se inmortalizó: la sangre incontenible, los brazos raspados, la bicicleta plateada con manubrio amarillo y el dorsal número 81. Ese pequeño de 54 kilogramos y cuerpo de niño cruzaba la meta después de 4 horas, 56 minutos y 32 segundos de drama. (Fuente: www.elespectador.com | Julio 13 de 2015)

“Entonces Noé hizo todo exactamente como Dios se lo había ordenado”. Génesis 6:22

Es bueno empezar proyectos; pero es mejor permanecer hasta que den fruto. Muchos abandonan porque quieren resultados “¡ya!”. Todo proyecto que inicies implica problemas, cargas y tensiones, pero la clave está en permanecer a pesar de todo esto. No somos de los que retrocedemos.

Declara: “¡permanezco en este proyecto hasta que dé fruto y se multiplique! Lo que estoy viviendo no es casual sino que es firme y progresivo, y sí o sí o sí dará resultados. En el nombre de Jesucristo, amén”.

Haz clic en la imagen para descargar el devocional.
DEVOCIONAL2016 Enero 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× Hablemos por Whatsapp