Devocional 07-10-19

Deja que la fe, no el miedo, gobierne tu corazón

“Y muchos lo reprendían para que se callara, pero él gritaba mucho más: ¡Hijo de David, ten misericordia de mí!” (Marcos 10:48 LBLA)

Si vas a hacer un nuevo comienzo de un fracaso en tu vida, tienes que enfrentar tus miedos. ¡No les permitas que te controlen! El temor tiene una habilidad increíble de paralizar nuestro potencial, o evitar que comencemos de nuevo y tengamos fe en nuestras vidas.

Cuando elegimos el temor sobre la fe, nos vuelve escépticos –tenemos miedo de intentar cualquier cosa nueva cuando tenemos miedo. Nos hace egoístas –tenemos miedo de comprometernos con Dios y con los demás. Nos hace cortos de vista –nos enfocamos en el pasado y no en el futuro.

Bartimeo enfrentó un temor que es familiar a muchos de nosotros: El miedo al rechazo. Él sabía que gritarle a Jesús entre la multitud no sería la cosa más correcta por hacer. Él sabía que las personas lo mirarían por eso, pero estaba desesperado. Y él sabía que Jesucristo era el único que podía ayudarlo.

Y mira lo que sucedió: Cuando él le gritó a Jesús, todos alrededor le dijeron: “No hagas eso, cállate. No hagas una escena. Seguramente Jesucristo no está interesado en ti. Él tiene cosas más importantes que hacer”.

El demonio susurra cosas como esa a muchos de nosotros. Cuando esa oportunidad por fe viene a nuestros corazones, pensamientos como: “Dios seguramente no está interesado en ti” o “No hagas una escena” o “¿Qué va a pensar la gente de ti?” Evitan que tengamos fe. Cuando ves una oportunidad para cambiar, hay todo tipo de gritos internos y externos que te dice que no sacudas el bote.

Pero Dios te está pidiendo que hagas algo más grande lo que has hecho antes: Él te está pidiendo que dependas de él completamente. ¿No crees que eso se sentirá un poco escalofriante? Por supuesto que sí. Y cuando Dios pide algo de ti, tienes elección. ¿Vas a caer de miedo o permanecer como eres? O ¿Vas a domar tu temor y dar el paso de fe?

Reflexiona sobre esto:

  • ¿La desaprobación de quién temes más?
  • ¿Por qué crees que algunas veces parece más fácil elegir el temor sobre la fe?
  • Proverbios 29:25 dice, “Temer a los hombres resulta una trampa, pero el que confía en el Señor sale bien librado”(NVI). Ora que Dios te ayude a recibir su protección de lo que otros piensen al confiar en él.

 

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL DEVOCIONAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.