Devocional 04-12-2021

Tres Razones por las que Necesitamos Caminar en la Vida con Otras Personas

“De la manera que recibieron a Cristo Jesús como Señor, ahora deben seguir sus pasos”. Colosenses 2:6 (NTV)

La Biblia compara a menudo la vida con un paseo, porque la vida es un viaje; no nos quedamos quietos. A lo largo del Nuevo Testamento, se nos dice que caminemos en sabiduría, amor, luz y obediencia. Se nos dice que caminemos como caminó Jesús. También se nos dice que caminemos junto a otras personas.

Aquí hay tres razones por las que necesitamos caminar con otras personas:

Es más seguro. ¿Alguna vez has caminado solo de noche por un callejón oscuro o por un camino solitario en el campo? Da un poco de miedo. Pero si te acompaña otra persona, te sientes más seguro.

Es un apoyo. La vida no es una carrera de 100 metros, es una maratón. Caminar con otras personas te da la energía para seguir hasta el final.

Es más inteligente. Se aprende más caminando con otros que caminando solo. Si caminas solo en la dirección equivocada, puede que nunca te des cuenta. Pero si tienes un amigo a tu lado, es probable que uno de los dos reconozca que te has desviado del camino y que necesitas encontrar la dirección correcta.

También aprendemos algunas lecciones importantes cuando caminamos junto a otras personas. Aprendemos a llevarnos bien y a cooperar con los demás.

También aprendemos a amar. Génesis 2:18 nos dice: “No es bueno que el hombre esté solo” (NVI). Dios odia la soledad, y la comunidad es la respuesta de Dios a la soledad. Cuando caminamos junto a otras personas, encontramos una comunidad en la que aprendemos a amar.

Caminar junto a otras personas también nos enseña la hospitalidad. La Biblia dice en 1 Pedro 4:9, “Practiquen la hospitalidad entre ustedes sin quejarse”. ¿Cuál es tu queja? ¿Cuál es tu excusa para no abrir tu casa a los amigos?

Tal vez has dicho: “¡Mi casa está sucia!”. Pues bien, ¡límpiala!

O tal vez tu excusa sea: “Mi casa no es suficientemente grande”. ¿Puedes hacer que entren tres personas en ella? Jesús dice: “Porque donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” Mateo 18:20 (NVI).

Todo el mundo anhela pertenecer, porque Dios nos hizo para relacionarnos. Cuando caminamos junto a otros cristianos en comunidad, satisfacemos ese anhelo.

 Reflexiona sobre esto:
  • ¿Cómo se ha enriquecido tu vida gracias a las personas que han caminado fielmente a tu lado?
  • ¿Qué excusas has utilizado para evitar practicar la hospitalidad? ¿Qué necesitas cambiar en tu actitud?
  • ¿Quiénes son las personas de tu vida con las que puedes caminar? ¿Con quién puedes aprender a caminar como Jesús?

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL DEVOCIONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× Hablemos por Whatsapp