Devocional 04-09-2021

Planifica para el mañana, pero vive el día de hoy

“Así que no se preocupen por el mañana, porque el día de mañana traerá sus propias preocupaciones. Los problemas del día de hoy son suficientes por hoy”. Mateo 6:34 (NTV)

Lo bueno del futuro es que no te llega todo a la vez. Si tuvieras toda tu vida encima a la misma vez, sin duda sería abrumador. Así que Dios te lo da en pequeños segmentos de 24 horas.

Dado que Dios te da solo un día a la vez, así es como espera que abordes tu vida. Vive un día a la vez y haz que cuente.

Jesús nos enseña: “Así que no se preocupen por el mañana, porque el día de mañana traerá sus propias preocupaciones. Los problemas del día de hoy son suficientes por hoy” Mateo 6:34 (NTV).

Jesús está diciendo que dejemos de pedir prestados problemas. Si algo está sucediendo la semana que viene, ¿por qué te la pasas hoy preocupándote por eso?

La preocupación no puede cambiar el pasado. No puede controlar el futuro. La preocupación solo te hace sentir miserable hoy.

Dios te da toda la gracia que necesitas, pero la suficiente para hoy, la renueva todos los días. Él no acumula todo ese poder en tu vida y te lo da para la próxima semana o para el siguiente mes. Dice que oremos: “Danos hoy nuestro pan de cada día”. Quiere que tomes la vida un día a la vez.

Cuando no sabes lo que te depara el futuro, aún puedes tomar la vida un día a la vez. ¡Eso es todo lo que debes hacer!

Cuando todo es incierto y no sabes cómo tomar decisiones acertadas para el futuro, entonces ocúpate de hoy. Dios no quiere que te preocupes por el mañana, pero tampoco quiere que presumas de eso. Es importante planificar, orar y confiar en Dios para el futuro. Pero Dios todavía espera que pongas tu energía en hacer que el día de hoy cuente.

Una excelente manera de hacer esto, especialmente durante la pandemia, es reducir las noticias y las redes sociales. En cambio, concéntrate en las cosas que Dios ama y le importa, como tu crecimiento espiritual y el cuidado de las personas que necesitan ayuda en este momento. Así es como haces que el día cuente.

“No te jactes del día de mañana, porque no sabes lo que el día traerá” Proverbios 27:1 (NVI). Cuando todo lo demás en la vida parece poco claro, esto es lo más claro posible.

Planifica para el mañana, pero vive el día de hoy. Dios te dará todo lo que necesitas para ser obediente en ambos.

Reflexiona sobre esto

  • ¿Qué es lo que no puedes controlar que te ha estado estresando? ¡La preocupación requiere mucha energía! ¿Cómo puedes dirigir esa energía para lograr o trabajar hacia algo hoy?
  • ¿Cómo puedes conseguir que la gracia de Dios te ayude a afrontar el día de hoy?
  • ¿De qué manera la planificación cuidadosa le ayuda a aprovechar al máximo el día de hoy?

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL DEVOCIONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× Hablemos por Whatsapp