Devocional 04-01-2022

Requisitos para Restaurar una Relación

“Si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial. Pero, si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les perdonará a ustedes las suyas”. Mateo 6:14-15 (NVI)

El perdón no restaura una relación sin que haya un cambio. De hecho, el perdonar y restaurar una relación son dos cosas distintas. Una de ellas es lo que haces como persona ofendida. Restaurar la relación es lo que la otra persona hace con el fin de ganar la buena voluntad del ofendido. Decir “lo siento” no es suficiente.

La Biblia enseña tres cosas que son esenciales para restaurar una relación afectada. Estas son las que el que ofende debe hacer:

  1. La restauración de una relación requiere arrepentimiento. En otras palabras, es estar realmente entristecido por lo que se hizo. No basta con decir, “lo siento” esto significa decir, “Estuve equivocado, por favor perdóname”. Cualquiera puede lamentarse de que el clima estuvo malo o alguna cosa parecida, pero arrepentimiento es admitir estar equivocado y estar realmente arrepentido.
  2. Restaurar una relación requiere restitución. Algunas veces tienes que hacer alguna clase de restitución física o material. Inclusive cuando has sido perdonado, esto no significa que estás libre del compromiso. Todavía tienes que pagar una deuda a la sociedad o a alguien que fue herido o fue afectado por tus acciones.
  3. La restauración de una relación requiere reconstrucción de la confianza. Eso amigos, toma mucho, pero mucho tiempo. Cuando alguien te hiere, tienes que perdonarlo o perdonarla inmediatamente. Pero no tienes que confiar en esa persona inmediatamente. La naturaleza del perdón es gracia y es incondicional. La confianza tiene que ser reconquistada y requiere un periodo de tiempo.

La mayoría de las personas en nuestra cultura no ven la diferencia entre perdonar y restaurar la confianza en una relación. Cada vez que un político o un líder religioso se le asocia con un escándalo, hay siempre personas quienes dicen, “Todos somos imperfectos. Todos somos humanos. Necesitamos perdonarlo y seguir adelante”.

¡No! Debes perdonarlo inmediatamente, pero no tienes que confiar en él. La Biblia dice que la confianza se reconstruye con el tiempo. Credibilidad es con lo que un líder lidera. Todos los líderes deben tener confiabilidad, esa es la moneda con la que hacen transacciones. Si pierdes la confiabilidad, has perdido en ese momento tus derechos de dirigir. Puede ser que tengas el título, pero ya no serás el líder hasta que reconstruyas tu confiabilidad. Y eso no va a ser instantáneamente.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Qué se requiere para que alguien vuelva a ganarse tu confianza? ¿Qué estás dispuesto a hacer para recuperar la confianza de alguien?
  • Da algunos ejemplos de tu vida de cuando te sentías y estabas verdaderamente arrepentido.
  • De estos tres factores para restaurar una relación, ¿Cuál es la responsabilidad de la persona que fue ofendida?

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL DEVOCIONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× Hablemos por Whatsapp