¡Cuidado con la cienciología!

“¡Sus edificios son increíbles!” “¡Allí están mis actores preferidos: Tom Cruise y John Travolta!”
“Es un gran complemento para mi fe”… estas son afirmaciones de algunos seguidores de esta secta que en algunos países es aceptada como religión.

Quedé sorprendida cuando hace unos meses vi el gigantesco aviso vertical “Scientology” en el edificio de 4.500 metros cuadrados y ocho pisos, ubicado en la esquina de la avenida 19 con calle 100, al norte de Bogotá, donde prometen “capacitar al hombre para que mejore su destino”. Muchos curiosos paran, averiguan qué hacen y se dejan deslumbrar sin saber qué hay detrás de este negocio.

Invención de Ronald Hubbard

El 13 de marzo de 1911 nació en Nebraska, Estados Unidos, Lafayette Ronald Hubbard quien abandonó la universidad para escribir obras de ciencia ficción, sobre misiones espaciales. Según el documental titulado “Going Clear”, de la cadena de televisión HBO, Hubbard publica más de 1.000 libros, trabaja como oficial de la Marina, participa en la Segunda Guerra Mundial y luego, se traslada a Los Ángeles donde conoce a Sara Northrup, una joven 13 años menor que él.

Su relación de noviazgo no fue la mejor, tanto, que un día pelearon y él dijo que se suicidaría si ella no se casaba con él. En 1946 se casaron y tuvieron una hija.

Inicia el negocio

En 1950, él y su familia se trasladan a New Jersey, que limita al norte con el estado de New York, allí, Hubbard escribe el libro “Dianética: El poder del pensamiento sobre el cuerpo”, base de su nueva “religión” que fue bien acogida por el público. El problema era que no ganaba dinero.

Un día, Hubbard le dice a su mujer: “la única forma para ganar dinero es crear una religión, así puedes tener grandes ingresos y el Gobierno no te quita impuestos”.

Con ganas de convertirse en millonario, en 1954 funda en Los Ángeles, EE. UU., la iglesia de la Cienciología. Hoy ya son más 10.500 iglesias, misiones y grupos en más de 170 naciones del mundo y con más de 40.000 miembros en Colombia.

Según el mexicano Jonathan Rico, vocero oficial de para América Latina, “el crecimiento del número de miembros en Colombia está entre 100 y 150% anual; si hoy son 40.000, tenemos la aspiración de que al final del primer año de este nuevo proyecto sean 80.000”.

Esta secta, conocida como la “religión de los artistas”, debido a que estrellas de Hollywood como Tom Cruise y John Travolta militan en las filas de la Cienciología con grandes aportes de dinero, es un negocio redondo. De acuerdo con el documental, debido a su estatus de “religión”, el culto amasa alrededor de 1,000 millones de dólares libres de impuestos, además de acceso a activos con valor de 3,000 millones de dólares.

Lo que la cienciología NO quiere que usted conozca

scienciologiaBBC Mundo presentó en abril de este año un documental sobre el tema con detalles reveladores:

  • Los miembros de la Cienciología “son sometidos a abusos físicos y psicológicos”: se obliga a los seguidores a cortar todo tipo de contacto con sus familiares y amigos que abandonan la “fe”.
  • La Cienciología “presionó a las autoridades para ser declarada una religión y no pagar impuestos”: durante décadas, la organización no pagó impuestos, debiéndoles a las autoridades centenares de millones de dólares.
  • La Cienciología “provocó la ruptura de Tom Cruise y Nicole Kidman”: Según se afirma, consideraban que Kidman era una “fuente potencial de problemas” por haber sido criada en el catolicismo y por tener un padre psicólogo (algunos enemigos de la Cienciología son la psicología y la psiquiatría).
  • John Travolta “no abandona la iglesia por miedo a que revelen detalles de su vida personal”: En “Going Clear” se asegura que la información que se obtiene en las auditorías es utilizada luego para “chantajear” a los miembros descontentos con la organización.
El escalofriante caso de Shanke Kelsey

“Cuando tenía ocho años firmé un contrato de mil millones de años, lo que significa que este voluntariado o servicio para la iglesia de la Cienciología iba a durar la eternidad”, asegura Kelsey al programa de televisión australiano Today Tonight.

Vivía con más niños en hacinamiento y condiciones inhumanas. Eran obligados a trabajar 100 horas a la semana sin remuneración alguna. Sus padres los visitaban una vez a la semana.

En este centro “todos visten de negro, deben realizar saludos marciales a sus superiores. Solo es permitido leer textos de Cienciología, no hay acceso a Internet. Cuando cumplen 15 años son retirados de la escuela para trabajar 14 horas al día con pagos miserables”, cuenta el joven de 24 años.

No caiga en la trampa

Porque llegará el tiempo en que no van a tolerar la sana doctrina, sino que, llevados de sus propios deseos, se rodearán de maestros que les digan las novelerías que quieren oír. 2 Timoteo 4:3.

Si se ve atraído por esta “moda” y escucha argumentos como “no pretendemos cambiar tu religión o tus creencias” o “la Cienciología puede servir para complementar tu fe”, ¡Cuidado, es mentira!

Aunque los cienciólogos asegurarán compatibilidad con el cristianismo, la Biblia se contrapone:

Dios: la Cienciología cree que hay múltiples dioses y que algunos están sobre otros. El cristianismo reconoce a un Único y Verdadero Dios, quien se reveló por medio de Jesucristo.

Jesucristo: la Cienciología niega la deidad de Cristo, lo ve como un dios menor y legendario. En el cristianismo, a través de la muerte y resurrección de Cristo, tenemos asegurada la Vida Eterna.

El pecado: La Cienciología cree en la inherente bondad del hombre y enseña que es vil y despreciable. La Biblia enseña que el hombre es un pecador y que la única esperanza es arrepentirse de sus pecados y reconocer a Cristo como Señor y Salvador.

La salvación: La Cienciología cree que las prácticas religiosas de todas las creencias son el camino universal a la sabiduría, entendimiento, y salvación. La Biblia enseña que Jesús es el Camino, la Verdad y la Vida. (Ver Juan 14:5-6).

Conclusión
“Sin duda, muchas personas se afilian de buena fe a las sectas, o bien, desencantadas de sus congregaciones cristianas, donde no encontraron lo que anhelaban por falta de sabiduría o integridad de pastores y sacerdotes”.
“El hombre actual está perplejo. Varado en el epicentro de una encrucijada, rodeado de vendedores ambulantes de baratijas espirituales. Tiene muchas preguntas sin respuestas y muchas respuestas sin pregunta…”

Extractos del libro: Sectas y Sectarios del Pastor Darío Silva-Silva.

Por: Jennifer Barreto, egresada de la Universidad de La Sabana. Foto: Montaje Adrián Otavo / Revista Hechos & Crónicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la operación para verificar que no eres un robot. *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.